Deslumbró al mundo con sus ponchos jujeños

Comparte en ...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone

En un viaje relámpago desde la Puna hasta la ciudad de Milán, Martina Abracaite, una de las emprendedoras apoyadas por el ministerio de Desarrollo Social de la Nación y que forma parte de la cooperativa Red Puna, esta semana cumplió uno de sus sueños: poder exhibir sus productos en la expo “L Artigiano in Fiera 2016”, el evento internacional que reúne a artesanos de todo el mundo en Milán, Italia.

A pocas horas de volver al país, esta artesana de la comunidad aborigen de Lecho, ubicada a 15 km de La Quiaca, en Jujuy, comentó emocionada: “Fue un orgullo para mí representar a la Argentina en el stand de Latinoamérica. Por suerte nos fue muy bien porque llevamos más de 300 prendas, entre ponchos, bufandas, guantes y gorros, y vendimos casi todas las producciones”.

Por la tarde, fue recibida en el ministerio por Carolina Stanley, quien la felicitó por su trabajo y su participación en este evento internacional: “es una alegría poder acompañar a nuestros emprendedores y ver el crecimiento de cada uno de ellos trabajando en equipo con ganas de superarse y cumpliendo sus sueños”.

Desde hace 21 años, Martina forma parte de Red Puna, una cooperativa conformada por más de 30 organizaciones de comunidades originarias, campesinos, mujeres y jóvenes de la Puna.

“Hago prendas, pompones y llaveros en lana de llama y oveja. Tejo mientras pastoreo mis llamas. Todo el tiempo estoy con mis agujas creando nuevos objetos”, describió Abracaite.

A través de su trabajo, esta red de emprendedores promueve el desarrollo sustentable en el norte del país revalorizando sus costumbres y tradiciones. “Somos un grupo de artesanas de diferentes regiones, con diferentes conocimientos que descubrimos un espacio en común, que es Red Puna, para transmitir entre nosotros esos saberes y poder encontrar un mercado en común juntas”, relató Martina.

Su pasión por las artesanías surgió a sus 8 años cuando su abuela le enseñó a tejer con dos agujas y en telar: en esa época hacía ropa para sus muñecas. Nunca imaginó que 28 años después, esos saberes heredados de sus antepasados la llevarían a exponer y comercializar sus creaciones en Italia.

“Veníamos participando de diferentes desfiles organizados por Emprendedores de Nuestra Tierra de Desarrollo Social. La sorpresa fue que este año fuimos seleccionados como organización para viajar a esta feria en Italia. Los productos que llevamos son innovadores”, finalizó Martina.

Para que puedan seguir creciendo, el Ministerio los invita a participar de ferias regionales donde pueden vender sus productos y así encontrar nuevos canales de comercialización. También les brinda capacitaciones y apoyo económico para la compra de insumos, máquinas y herramientas.

FUENTE

Utilizamos cookies para asegurar que le ofrecemos la mejor experiencia en nuestro sitio web. Si usted continúa usando este sitio asumiremos que usted acepta las condiciones. Ok