¿Cómo se celebra la Navidad en Argentina?

Comparte en ...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone

Pese al cálido clima y el sol resplandeciente que luce en Argentina durante el mes de diciembre, los festejos navideños no decaen. Las casas son decoradas con luces y árboles de navidad con bolas, los colores rojos, blancos y verdes tan típicos de estas fechas predominan y los fuegos artificiales no faltan a medianoche. En la puerta de entrada a las casas se suele colocar un calcetín rojo de Navidad.

Los argentinos reciben con emoción la Nochebuena y la Navidad, tiempo que en el que se reúnen con familia y amigos a los que tal vez no ven desde hace mucho tiempo. Desde el 8 de diciembre, Día de la Inmaculada Concepción, comienzan a adornar el árbol. Los niños argentinos, por otro lado, abren los regalos que Papá Noel les ha traído por su buen comportamiento durante el año la noche del 24 de diciembre, por lo general, la última moda en juguetes o videojuegos del mercado.

En algunas regiones del norte del país montan un pesebre hecho de figuras o incluso formado por personas y animales reales. Muchos hogares dejan la puerta abierta para que puedan ser admirados por los vecinos.

Durante los últimos años, se ha popularizado una curiosa traición entre las mujeres quienes se regalan, en señal de buena suerte, ropa interior de color rosa.

En algunas ciudades, como Buenos Aires y Ciudad de Plata, cada barrio tiene la costumbre de crear un muñeco enorme de paja llamado “Año Viejo”, quemado al recibir el nuevo año. La tradición ha ido en aumento en los últimos años y ahora se incluyen fuegos artificiales al final de la fiesta en muchas ciudades. Cada vez son más los barrios argentinos que participan en esta y en otras tradiciones como la del pesebre viviente.

La Navidad significa para los argentinos el nacimiento de Jesús, por lo que es normal que durante esta época vayan a la iglesia para participar en las distintas misas que se celebran. La más importante es la conocida como ‘Misa del Gallo’ en Nochebuena. Al día siguiente, las familias vuelven a reunirse para comer, algunas optan por ir a la playa ya que por esas fechas los argentinos ya han comenzado las vacaciones de verano.

Por lo general, las familias argentinas tienen la tradición de preparar las comidas “a la canasta”, es decir, que todos los asistentes aportan algo a la mesa. Entre los platos favoritos la mayoría son comidas frías que combinan a la perfección con el caluroso clima como la ensaladilla de patata, el pavo o una buena carne a la parrilla al estilo argentino que se puede preparar al aire libre en el jardín.

Las sobremesas más comunes, el ‘panettone’, el turrón o las tortas crujientes de arroz, son acompañadas de sidra para hacer un brindis.

El Panettone o ‘pan dulce’ se convirtió, empujado por influencias italianas y españolas, en una de las tradiciones más populares para las celebraciones navideñas argentinas.

Este bollo con forma de cúpula esta relleno de pasas y fruta –limón y naranja normalmente–, aunque en alguna de sus variantes también se puede probar con chocolate.

FUENTE

Utilizamos cookies para asegurar que le ofrecemos la mejor experiencia en nuestro sitio web. Si usted continúa usando este sitio asumiremos que usted acepta las condiciones. Ok