Anya Taylor-Joy conquista Hollywood

Anya Taylor-Joy

Anya Taylor-Joy, la joven criada en el país es una de las grandes promesas femeninas del séptimo arte de los últimos tiempos, gracias a sus papeles en La bruja y Fragmentado, la última cinta de M. Night Shyamalan

Nacida en Miami, hija de un piloto y corredor argentino de lanchas off shore y una fotógrafa española e inglesa, Anya Taylor-Joy vivió la primera parte de su vida en la Argentina, de donde no quería irse bajo ninguna circunstancia, y a donde le gusta volver a visitar a sus familiares.

Dueña de una belleza cautivante, fue descubierta en las calles de Londres por la misma agente de modelos que encontró a Kate Moss.

La joven también se dedicó al ballet, pero encontró su vocación en la actuación, profesión que hoy le está trayendo muchas satisfacciones, sobre todo luego de haber participado en la ópera prima de Robert Eggers, La bruja. En este filme, Anya personificó a la adolescente Thomasin, y ese rol le valió ya dos premios como actriz revelación: uno en los premios Gotham y otro el fin de semana pasado, en los Empire Awards del Reino Unido, galardón que también ganó en su momento Felicity Jones, la última heroína del universo Star wars.

Hace un mes se estrenó en los cines argentinos Fragmentado, la vuelta a la cima del director M. Night Shyamalan, ficción en la cual James McAvoy encarna a un hombre con 23 personalidades que secuestra a tres adolescentes, entre ellas Anya: una cautiva que logra entender lo que le ocurre a su captor, lo cual resulta clave para su supervivencia.

Taylor-Joy, de apenas 20 años, se perfila como una de las próximas grandes presencias femeninas, tanto en la pantalla grande como en la chica, ya que en Netflix actuó como Charlotte, una de las novias del expresidente Barack Obama en la Universidad, en la serie documental Barry. En cine coprotagoniza Morgan, la nueva ficción de Luke Scott (El marciano), y Thoroughbred, la cinta que Anton Yelchin filmó antes de morir.

El debut soñado

Con solo 18 años fue reclutada para protagonizar La bruja, en un casting de Londres. El director Robert Eggers dijo sobre ella: “La primera audición que vi fue la de Anya, y pensé que era demasiado buena para ser cierto. Así que vi muchas más cintas de audiciones pero tenía claro que Anya era la única persona que podía interpretar el papel. Ella tiene una cualidad enigmática”. La bruja obtuvo premios como la mejor película de terror de 2016, que le valió a la argentina dos galardones como revelación del año.

Fragmentado: un papel muy difícil

En la vuelta triunfal de M. Night Shyamalan, con la excelente película Fragmentado, se le dio a Anya Taylor-Joy la posibilidad de encarnar a una joven con traumas infantiles que le generan una personalidad oscura de la que no puede escapar, y al mismo tiempo un sentido de supervivencia clave. La actriz hace un papel brillante al lado de James McAvoy.

FUENTE

Utilizamos cookies para asegurar que le ofrecemos la mejor experiencia en nuestro sitio web. Si usted continúa usando este sitio asumiremos que usted acepta las condiciones. Ok