Áreas Naturales Protegidas, beneficios para hoy y el futuro

Áreas Naturales Protegidas

Comparte en ...

Áreas Naturales Protegidas: Los Parques y Reservas son en nuestro país, las figuras más conocidas de una importante herramienta para la conservación de la naturaleza.

Originalmente, lo que orientó la creación de los primeros parques nacionales en Estados Unidos de Norteamérica y otros países pioneros, entre ellos la República Argentina, fue el resguardo de espacios con una alta significación territorial, que comprendían vastas áreas silvestres dotadas de importantes bellezas escénicas.

Luego, el rápido deterioro de las áreas naturales provocado por la expansión y actividad humana, llevó la atención a la protección de ambientes y especies silvestres. La prioridad entonces, fue la conservación de muestras representativas de los diferentes ecosistemas, y la restricción del uso de los recursos naturales contenidos en ellas. La atención sobre la conservación de la flora y de la fauna se amplió al criterio de conservación de biodiversidad, el cual comprende a la diversidad de ecosistemas, de especies y genética.

A lo largo de este proceso, también se comprendió que el ser humano, habitaba y utilizaba los recursos naturales de muchas áreas que requerían medidas especiales para su conservación y que la cultura de esos pueblos era también un bien a resguardar. Surgen así, áreas de conservación de grandes dimensiones, con zonas con diferentes grados de restricción de uso y población integrada en ellas.

Poco a poco, los ecosistemas marinos fueron ganando un espacio en los proyectos de creación de nuevas áreas protegidas, como así también, se definieron lineamientos y categorías de áreas protegidas, a nivel mundial.

La Unión Internacional de Conservación de la Naturaleza (UICN), es un ámbito de tratamiento de las diferentes cuestiones relativas al establecimiento de áreas naturales protegidas. De allí surgió una definición ampliamente aceptada, como así también lineamientos para la gestión, que son periódicamente revisados y actualizados.

Definición

“Un espacio geográfico claramente definido, reconocido, dedicado y gestionado, mediante medios legales u otros tipos de medios eficaces para conseguir la conservación a largo plazo de la naturaleza y de sus servicios ecosistémicos y sus valores culturales asociados”
Entre los diversos servicios y beneficios que nos prestan las áreas protegidas se encuentran:

Biodiversidad: La conservación de los diferentes ecosistemas y de las especies que viven en ellos constituyen el principal beneficio de las áreas protegidas. A menudo son el único refugio de especies amenazadas o en peligro de extinción, o brindan protección a ambientes escasos en estado natural

Provisión de agua y aire puros: la vegetación natural contribuye a mantener la calidad del agua y del aire. Esta contribución es importante para los diferentes usos que se dé al agua: riego, consumo doméstico, generación de energía eléctrica, uso industrial y comercial.

Educación: son el ámbito ideal para la aprender de y en la naturaleza.

Empleo: generan empleos en forma directa para el desempeño de las tareas de administración, atención y control del área protegida (guardaparques, administradores y guías). Es también importante la generación de empleo vinculado a las actividades admitidas en el área protegida, resaltando entre ellas las correspondientes al turismo en áreas de conservación.

Valores culturales y espirituales: son los correspondientes a los pueblos que actualmente habitan las áreas protegidas o sus zonas aledañas (ej. sistemas de uso tradicional de la tierra, sitios sagrados), o los testimonios dejados por pueblos que vivieron en el pasado (ej. sitios arqueológicos, construcciones históricas).

Salud y Recreación: el contacto y disfrute de la naturaleza que permiten las áreas protegidas son importantes para promover la salud física y mental. Protegen recursos de interés para la industria farmacéutica y proveen de hierbas medicinales utilizadas localmente.

Almacenes genéticos: actúan como almacenes genéticos de la naturaleza. Muchos sitios protegen especies potencialmente importantes para la mejora de cultivos comerciales y la lucha contra enfermedades.

Conocimiento: son un sitio ideal para estudiar el funcionamiento de los ecosistemas naturales y sus componentes.
Protección de bellezas escénicas (lo que a través de la mirada humana conforma el paisaje)

Polinización: ayudan en el ciclo ecológico, la polinización de cultivos y producción de alimentos como la miel.

Mitigación del cambio climático: se reconoce que las áreas protegidas pueden tener un papel importante a través del secuestro de carbono (fijación de carbono por bosques, turberas y ambiente marino) y la atenuación del impacto de los cambios.

Mitigación de desastres naturales: a afectación creciente de los ecosistemas, provoca un aumento en el número e impacto de los desastres naturales. Los servicios que proveen las áreas protegidas mediante la estabilización de suelos, protección de cuencas y humedales y el mantenimiento de las características naturales de las zonas costeras, contribuyen a su mitigación.

Materiales: en determinadas categorías de áreas protegidas es posible la extracción sostenida de diversos productos como madera, leña, resina, entre otros materiales de importancia para las comunidades que dependen de ellos.
Las categorías o tipos de áreas protegidas son diversos y fundamentalmente depende de la legislación vigente en cada territorio. Inclusive, a nivel internacional, la UICN definió categorías de áreas protegidas, en base al objetivo de gestión que se plantea para las mismas. Dicho criterio puede o no ser adoptado por los países miembros de la organización internacional.
La categoría o tipo de área protegida, debe definirse al momento de su creación, y para ello hay que responder varias preguntas. Entre los temas a considerar se encuentra:

¿Que se desea conservar?

En términos generales, la creación de hay áreas protegidas puede tener como propósito el conservar muestras representativas de determinados ecosistemas (Ej. Bosques, zonas costeras etc.) o el de proteger espacios singulares o únicos (ej. áreas de cría o alimentación, hábitat de especies endémicas o amenazadas).

¿Que características posee el área a proteger?

Puede tratarse de un área deshabitada con un uso muy acotado o, por lo contrario, sitios con población establecida, donde se utilizan los recursos naturales. Puede ser un área fiscal o poseer tierras privadas.

¿En qué condiciones se encuentra?

Se refiere al estado de sus ambientes. Su estado silvestre o grado y tipo de modificación, contaminación y presencia de especies exóticas.

¿Que actividades se realizan en ellas y cuáles podrían desarrollarse?

Se refiere a las actividades humanas en el área, sobre todo las vinculadas a la utilización de los recursos naturales, tanto actuales como potenciales

Las áreas protegidas de una jurisdicción determinada conforman Sistemas de Áreas Protegidas (Ej. Sistema Nacional, Sistemas Provinciales). Un Sistema debe planificarse de forma tal que en su conjunto las áreas protegidas que lo integran cubran las distintas necesidades de conservación.

Generalmente están conformados por áreas protegidas pertenecientes a diferentes categorías, integrando áreas de uso más estricto, donde solo se admiten actividades de investigación y monitoreo y áreas donde se propicia el uso sostenible de los recursos.

Veamos el ejemplo de las áreas protegidas que se encuentran en el territorio del sector argentino de Tierra del Fuego. (ver cuadro 1)

Las ciudades pueden establecer Reservas Urbanas en el ámbito de su ejido, y a través de las correspondientes ordenanzas municipales. La gestión de estas áreas se encuentra a cargo de cada

Municipio. En nuestra Provincia se encuentran:

Tolhuin: Reserva Natural Protegida Desembocadura del río Turbio

Río Grande: Reserva Urbana Punta Popper y Reserva Urbana Laguna de los Patos

Ushuaia: Reserva Urbana Bahía Encerrada

Las Reservas Laguna del Diablo (en Ushuaia) y Reserva Recreativa y Natural de los ríos Olivia y Larsiparshaj fueron establecidas con anterioridad a la provincialización. Siguen vigentes y su manejo se realiza de acuerdo a normativa específica.

FUENTE

Comparte en ...