Biodiversidad Marina en Patagonia

Biodiversidad Marina en Patagonia

Comparte en ...

Una expedición del Ministerio de Ambiente, Parques Nacionales, el gobierno fueguino y la National Geographic Society registró la biodiversidad de los sectores costero-marinos del Canal de Beagle, Isla de los Estados y un área oceánica del Pasaje de Drake, donde se planifica la creación de la reserva nacional “Yaganes”.

“Hoy es un día muy importante”, dijo el ministro de Ambiente, Sergio Bergman, al recibir esta tarde en Ushuaia los primeros informes de lo que será “un hito histórico: preservar y lograr que nuestros mares australes sean una reserva estratégica de naturaleza”.

La iniciativa también permitirá poner a Argentina y Tierra del Fuego “en el mundo” con sus valores naturales, desarrollo sustentable, economía local y turismo receptivo, afirmó el ministro, pues el proyecto incluye un documental que emitirá el canal de la National Geographic.

El equipo, liderado por el ecólogo marino español Enric Sala, partió del Ushuaia, navegó durante dos semanas y ayer fue recibido por Bergman; el senador Esteban Bullrich; el vicepresidente de Parques Nacionales, Emiliano Ezcurra; la gobernadora fueguina, Rosana Bertone, y autoridades del Foro para la Conservación del Mar Patagónico.

También estuvieron Diego Moreno, secretario de Política Ambiental, Cambio Climático y Desarrollo Sustentable, y Javier García Espil, director nacional de Biodiversidad y Recursos Hídricos, informó la cartera ambiental en un comunicado.

La investigación tiene “particular relevancia para generar conocimiento y valorizar la biodiversidad marina, desarrollar campañas de educación ambiental y promover el diálogo intersectorial y participativo” en políticas de Estado para la “conservación y uso racional de los ecosistemas marinos” del país, destacó el Ministerio.

Con la información e imágenes obtenidas durante la expedición, la National Geographic Society producirá un informe y un documental fílmico que será estrenado en Argentina en el plazo de un año, luego de finalizado el viaje.

La iniciativa tiene el apoyo del Foro para la Conservación del Mar Patagónico y áreas de Influencia, una red de organizaciones de la sociedad civil que desde 2004 promueve el conocimiento y la conservación del Mar Argentino, por lo que estuvo a bordo a su presidente Claudio Campagna.

El presidente del Foro, Claudio Campagna, participó de la expedición junto a científicos y conservacionistas argentinos, buzos y camarógrafos profesionales que registraron la biodiversidad en el fondo marino austral.

El pingüino rey, en vías de extinción

El aumento de las temperaturas debido al cambio climático podría llevar al borde de la extinción al pingüino rey antártico, según un estudio publicado por la revista Nature Climate Change.

El 70 por ciento de la población actual de 1,1 millones de parejas de pingüinos rey en edad de reproducción podría reubicarse o directamente desaparecer antes del fin del siglo.

Esta especie, cuyo nombre científico es Aptenodytes patagonicus, es la segunda más grande en tamaño tras el pingüino emperador.

El pingüino rey se reproduce únicamente en islas apartadas, que no estén cubiertas de nieve y que tengan fácil acceso al mar.

Habita en los martes del sur y puede hacer travesías de más de 600 kilómetros en aguas antárticas buscando peces o kril (eufausiáceos) para alimentarse, mientras sus crías tienen capacidad de esperarlos ayunando hasta una semana.

Con el calentamiento de los océanos, el frente polar antártico -un área rica en nutrientes y con mucha vida marina que se genera donde el mar frío y profundo se mezcla con mares templados- se aleja en dirección sur.

Esto implica que los adultos deberán alejarse más y durante más tiempo de sus nidos para buscar comida.

“Necesitarán mudarse a otro lugar o simplemente desaparecerán”, dijo Emiliano Trucchi, afirma el biólogo Emiliano Trucchi, de la universidad italiana de Ferrara y coautor del estudio. “Las principales colonias están en islas que quedarán muy lejos de sus fuentes de alimento”.

Al contrario que los pingüinos emperador, los rey no pueden anidar sobre el hielo. Y aunque más al sur hay algunas islas en las que podrían reubicarse, “la competencia para buscar sitios donde anidar y comida será dura”, afirma Céline Le Bohec, coautora de la investigación.

“Es difícil prever el desenlace, pero seguramente habrá pérdidas en el camino”, añadió. Por eso, instó a realizar “esfuerzos proactivos y eficaces de conservación” y, sobre todo, a poner en marcha ya “una estrategia global coordinada contra el calentamiento global”.

Redacción de El Litoral / Télam
redaccion@ellitoral.com
FUENTE

Comparte en ...