Campeón Mundial de Softbol

Campeón Mundial de Softbol

Comparte en ...

Histórico: la selección argentina se consagró campeona en el Mundial de softbol.

El combinado dirigido por Julio Gamarci se consagró en el certamen disputado en Praga, República Checa: venció 3-2 en la final, luego de estar 2-0 abajo.

El seleccionado argentino masculino de softbol se consagró campeón mundial de la disciplina, al derrotar a su par de Japón, por 3-2, en extra inning, en el marco de la final del evento desarrollado en la ciudad de Praga, República Checa.

El equipo Albiceleste se repuso de una desventaja de dos corridas y terminó imponiéndose en un parejo y atractivo encuentro, que se resolvió en tres “innings” (períodos) extra.

De esta manera, el conjunto dirigido por el paranaense Julio Gamarci selló una campaña inolvidable, con nueve victorias y una sola derrota, precisamente ante Japón (4-8), en la etapa clasificatoria.

Los otros éxitos del flamante campeón del mundo de softbol en el Mundial de República Checa fueron los siguientes: 8-0 a Botswana; 15-0 a Filipinas; 6-3 a República Checa; 3-2 a Cuba; 11-1 a México; 6-4 a Nueva Zelanda (etapa clasificatoria); 9-0 a Estados Unidos (cuartos de final) y 7-0 a Canadá (semifinal).

El partido

Éste fue el line up nacional: Alan Peker al right, Teo Migliavacca al center, Bruno Motroni detrás del plato, Nicolás Carril el DP, Mariano Montero al left, Manuel Godoy a la inicial, Gustavo Godoy en la tercera, Federico Eder en la segunda, Gian Scialacomo al short y Huemul Mata el lanzador abridor.

Matsuda silenció los bates argentinos durante los tres primeros períodos del partido ya que fueron retirados nueve bateadores en fila.

Japón abrió el marcador en la parte baja de la tercera. Infield hit, error en asistencia, un par de bases por bolas y un pass ball fue lo que necesitó el equipo asiático para anotar las dos primeras carreras del juego.

Alan Peker rompió el juego perfecto de Matsuda en la apertura de la cuarta bateando sencillo por el right. Intentó robar la segunda en el siguiente tiro y el árbitro de segunda lo sentenció out en una jugada que pareció un claro safe. Bruno Motroni tomó turno y bateó doblete por el right, pero Argentina no logró descontar.

Llegó el comienzo de la remontada. Montero abrió al bate en el quinto y cerró con doble por el left y fue traído al plato por sencillo al left de Manuel Gody para descontar una carrera y reducir la diferencia a la mínima. Federico Eder bateó sencillo por el jardín izquierdo para poner corredores en primera y segunda y pero la defensa de Japón impidió mayores daños. Japón 2-1 Argentina.

Ladislao Malarczuk entró al juego en el sexto como bateador emergente y conectó triple por el right que dio de lleno en alambrado. Mariano Montero empató el juego al remolcar a Layo con sencillo entre el center y el right.

Entonces arrancó un partido nuevo.

El encuentro se fue a extra innings ya que el marcador no se movió al finalizar la séptima entrada, pero ningún equipo pudo anotar en la octava ni en la novena. (Federico Eder fue artífice de una doble play en la defensa que fue sinceramente espectacular, la jugada del campeonato).

En la décima entrada, Mariano Montero se encontró en la segunda base. Turno al bat para Manuel Godoy, el de los turnos importantes, hitazo por el left que el outfielder no pudo controlar para remolcar la entrada que le dio el título mundial a la Albiceleste y convertirse en el héroe de la final.

En la parte baja de la décima, Japón no pudo anotar y luego del tercer out se desató la alegría de los jugadores y cuerpo técnico. Todo fue emoción.

FUENTE

Comparte en ...