Carlos Gardel, el “Zorzal Criollo”

Carlos Gardel, el Zorzal Criollo

Comparte en ...

Carlos Gardel es el más genuino ícono del tango. Fue compositor, intérprete y actor de innumerables canciones y musicales. Con él, el cadencioso ritmo porteño ganó un aire de romanticismo y dio la vuelta al mundo. Gardel fue un personaje emblemático en vida y su trágica y prematura muerte terminó de potenciar el mito. Aún hoy, sigue siendo una de las personalidades más queridas de la Argentina. Sus seguidores suelen decir que “canta cada día mejor”.

«¿Cómo voy a cantar palabras que no entiendo, frases que no siento? Hay algo en mí que vibra al sonido de las palabras que me son familiares, que están hondamente arraigadas en lo más íntimo de mi ser; palabras que aprendí en mi niñez, que tienen el significado de cosas muy nuestras, imposibles de transmitir. Mi idioma, señores, es el español… o mejor aún, el porteño. La pregunta “¿Me quieres?” no contiene para mí la emoción que se vuelca en la misma pregunta porteña “¿Me querés?” ¡Yo sé cantar solamente en criollo!» (A la radio americana NBC sobre la sugerencia de cantar en español neutro, 1934)

Reza la historia que Carlos Gardel nació Charles Romuald Gardes el 11 de diciembre de 1890, en Toulouse, Francia. Hijo de padre desconocido, llegó a Buenos Aires con su madre Berthe Gardes cuando tenía tan sólo 2 años. Sin embargo, siempre ha existido controversia respecto a dichos datos, ya que otros conocedores defienden que Gardel nació en la localidad uruguaya de Tacuarembó algunos años antes.

Lo cierto es que vivió gran parte de su vida en el barrio porteño del Abasto, lo que le valió el apodo de “El morocho del Abasto”. Tuvo una infancia pobre y desde temprana edad hizo pequeños trabajos.

Empezó a cantar siendo aún muy joven con el nombre artístico de Carlos Gardel. En 1911, formó un dúo de folklore con el cantor uruguayo José Razzano. El reconocimiento vino en 1914, cuando empezaron a presentarse regularmente en el prestigioso cabaret Armenonville, en Buenos Aires.

En el año de 1917, Gardel y Razzano se convirtieron en los primeros intérpretes del tango con la canción “Mi noche triste”, ya que en esa época el tango era solamente instrumental. A partir de entonces, empezaron a incluir ese ritmo en su repertorio. En el mismo año, Gardel protagonizó su primera película, el film mudo “Flor de durazno”. En 1923, se nacionalizó argentino, en consonancia con otro de sus famosos apodos: “El zorzal criollo”.

En 1931 y 1932, fue contratado por el estudio de cine Paramount para protagonizar cuatro películas rodadas en la ciudad de Joinville, Francia. En tres de ellas contó con la colaboración del letrista Alfredo Le Pera.

Entre 1934 y 1935 conquistó el mercado de los Estados Unidos, de la mano de la Paramountamericana. Allí grabó varios discos, cantó en la mítica radio NBC de Nueva York y protagonizó cinco películas musicales de gran éxito que extendieron aún más su fama.

Gardel falleció el 24 de junio de 1935, en el auge de su carrera, como consecuencia de un desastre aéreo ocurrido en la ciudad colombiana de Medellín durante una gira latinoamericana. No se casó ni tuvo hijos, pero mantuvo un amor devocional por su batalladora madre, a quien dejó toda su herencia.

FUENTE

Comparte en ...