Cierran acceso a cataratas del Iguazú en Argentina

Cataratas del Iguazú, un puma merodea la zona

Comparte en ...

La caminata por las pasarelas que rodean las cataratas del Iguazú en Argentina puede volverse riesgosa y no precisamente por la imponente caída de agua.

Así lo comprobó el turista argentino José Fuentes, quien junto a sus cuatro hijos y esposa quedaron perplejos al toparse con un puma durante un recorrido el domingo por una de las principales atracciones naturales del país sudamericano, tras lo cual las autoridades cerraron el acceso del público martes y miércoles de esta semana para tratar de dar con el animal.

“Con motivo de haberse producido distintos avistajes de un ejemplar de puma en el sector de uso público del área Cataratas, con la consigna de cuidar de manera inequívoca y como primera disposición a los visitantes y personas que trabajan en el área, al tiempo que proteger al animal en cuestión, se procederá al cierre del área”, explicó la administración del Parque Nacional Iguazú, situado en la provincia de Misiones, a unos 1.000 kilómetros al este de Buenos Aires.

La gerencia aclaró en un comunicado que “se ha tomado la decisión de trabajar para alcanzar su captura con el objetivo de ser posteriormente trasladado” a un parque ecológico cercano, descartando así la posibilidad de cazar al puma.

Un equipo de veterinarios y sabuesos enviados desde Brasil se abocan a la búsqueda.

Declarado Patrimonio de la Humanidad en 1984 y nueva maravilla natural del mundo en 2011, el Parque Nacional Iguazú es una reserva natural de 67.720 hectáreas en el límite con Brasil. Dentro del parque se encuentra la Garganta del Diablo, el salto más caudaloso de agua.

El lugar es visitado por más de un millón de turistas en promedio al año.

Los administradores del Parque Nacional confían en dar con el puma antes del viernes, cuando está previsto el inicio de los paseos bajo la luna llena. /AP

FUENTE

Comparte en ...