El Sub 20 gritó campeón

El Sub 20 grito campeon

Comparte en ...

La albiceleste Sub 20 derrota 2-1 a Rusia en la prórroga en la final del trofeo disputado en l´Alcudia.

En el Cotif del estreno del VAR en España, del trigésimo quinto aniversario y de Lionel Scaloni y Pablo Aimar, Argentina Sub 20 se impuso a Rusia en la prórroga y se proclamó campeona del torneo. Los pronósticos la situaban como favorita y así se cumplieron.

Impusieron su exuberancia física ante un encomiable rival, que quedó fundido por el despegue final de la albiceleste. Marinelli marcó la sentencia en el 91 y los sudamericanos revalidaron el título que consiguieron sus compañeros en 2012.

En el primer tiempo, Rusia dominó en casi todos los registros. Jugó hasta que acabó reventada ante una Argentina con aplomo.

Practicó el mejor fútbol, amenazó con más ímpetu el área rival, transitó mejor la pelota y golpeó primero con un cabezazo de Diveev para el recuerdo. El central aprovechó una falta lateral para volar entre los centrales y conectar un gran remate con el balón.

En todo fue superior durante parte del reto. Solo un error del guardameta Grigorian y que aprovechó Colidio para firmar el empate, empañó su actuación. De azote en azote y en un abrir y cerrar de ojos, porque ya en los primeros compases del partido dejaron patente que nadie iba a rendirse.

Tras el paso por el túnel de vestuarios, Argentina Sub 20 se rebeló contra el modelo ruso. La albiceleste dejó atrás su juego sosegado. Imprecisa por momentos, previsible en otros, se arrimó al gol con mucha frecuencia, con un Colidio anclado de ariete y como francotirador permanente.

Ahí estuvo el otro duelo del segundo tiempo. En todos los capítulos, el partido estuvo subordinado al delantero del Inter de Milán y a la creatividad de Gustavo Almendra. Aun así, a los pupilos de Scaloni les sobró inocencia y les faltaron balas. Poco corales, los rusos se centraron en mantener el empate con una sobria columna defensiva.

En el tramo final, el partido se convirtió en un correcalles. Solo los chispazos de Glushenkov, Iakovlev, Barreal y Ávila mantuvieron una vía de escape, pero sin acierto. Tanto que se cumplió el tiempo reglamentario y la final se resolvió en la prórroga.

Mientras aguantaron las pilas, Argentina y Rusia pelearon con garra y coraje. Pugnaron con los cables en su sitio hasta que Martínez Munuera expulsó a Kiselev con roja directa por una entrada temeraria. Un hachazo que no supieron digerir los hombres de Mikhail Galaktionov.

Con superioridad numérica, la albiceleste Sub 20 se volcó con todo en ataque. Acertó y en el minuto 91, movida por una sobredosis de fe, Marinelli anotó el segundo y definitivo con el que otorgó a los suyos la gloria. Bingo argentino, honores para Rusia. Broche para un COTIF para la historia. Por su apuesta por el Promeses y el Femenino, por su impacto y por la ilusión de estar pensando desde el pitido final en la edición del 2019.

El delantero de Argentina Facundo Colidio fue elegido mejor jugador del torneo, mientras que su compañero Jerónimo Pourtau acabó como mejor cancerbero. Lionel Scaloni fue el mejor entrenador y Glushenkov el máximo goleador con cinco dianas.

FUENTE

Comparte en ...