El boom de las empanadas argentinas

El boom de las empanadas argentinas

Comparte en ...

El boom de las empanadas argentinas: España ya come tres millones y sus locales se hacen de oro.

Dos cadenas copan el mercado: Malvón prevé acabar 2020 con 45 locales. La Muns, con 15, también abrirá, al menos, cuatro más.

Un día, sin saber muy bien por qué, llegaron, masivamente, los restaurantes italianos; otro día, sin explicación racional, aparecieron los mejicanos y los kebab; y al día siguiente, los chinos y los japoneses. En algún momento, todos esos locales pasaron por ser ‘exóticos’. Hoy, ya no. No es raro ni cenar sushi ni pedir unos tacos ni ir a por una pizza –es, realmente, más común que comerse un cocido o unas lentejas, qué se le va a hacer. El cambio en los hábitos alimentarios es inevitable y, posiblemente, también imparable. Sólo así se explica la proliferación de locales de empanadas argentinas –producto ‘nuevo’ camino de hacerse viejo– en Madrid y Barcelona y, sobre todo, su consumo: más de tres millones en el último año (a más de dos euros la unidad). Nada, absolutamente nada, comparado con lo que está por llegar.

Basta, simplemente, con escribir ‘empanadas argentinas’ en Google Maps para darse cuenta de que el boom no es una invención interesada. Automáticamente, sólo en la Comunidad de Madrid, el buscador ofrece 43 posibles resultados; y en Barcelona, otros 104. ¿Por qué de esta ‘fiebre’? Por un lado, porque su consumo se ajusta a los cánones alimenticios del siglo XXI: las empanadas son rápidas de comer, se sirven calientes y son sanas. Pueden, incluso, utilizarse como aperitivo o como sustitutivo de la pizza en días de eventos deportivos y televisivos. Y, por otro lado, su expansión se debe a la existencia de dos cadenas que no paran de crecer: Malvón y La Muns.

Ambas copan, en buena medida, el mercado de las empanadas argentinas en España. Son, por decirlo de alguna manera –y salvando las distancias–, los McDonald’s y Burger King de este producto/negocio. Malvón, que actualmente tiene 15 establecimientos abiertos, acabará el año con 45; y La Muns, con otros 15 locales, también prevé extenderse –aunque más moderadamente (y sin dar datos concretos a este periódico).

Malvón, crecer rápido

“Queremos copar el mercado europeo”. Es la pretensión de David Alvado, Claudia Briandi y Alejandro Polo, los copropietarios de la marca. Y, a día de hoy, van por el camino. Su primera tienda la abrieron en 2017, en pleno barrio de Chamberí, y tras cerrar una pastelería-panadería. “No nos iba bien y pensamos en cambiar de negocio. Abrimos un local para vender empanadas argentinas y vimos que empezaba a funcionar. Entonces, decidimos montar un obrador con otro pequeño establecimiento en Las Rozas. Y, de nuevo, nos fue muy bien”, explican en conversación con EL ESPAÑOL.

En 2018, mantuvieron esas dos tiendas y sentaron las bases de su futura expansión; en 2019, abrieron 15 establecimientos –la mayoría, en la Comunidad de Madrid (10)–; y en 2020, su pretensión es llegar a los 45 locales (el 50%, a día de hoy, franquiciados). “Ya estamos en Portugal y queremos dar el salto a Francia. En España, nuestra intención es llegar a todas las capitales de provincia. Además, hemos llegado a acuerdos con El Corte Inglés para estar en muchas tiendas y con el aeropuerto de Barcelona, donde también tendremos un espacio próximamente”, cuentan.

FUENTE

Comparte en ...