Feria gastronómica

Feria gastronómica

Comparte en ...

Feria gastronómica “Masticar” donde comer, beber y aprender sobre la gastronomía más importante de Argentina.

Con platillos de las 23 provincias de Argentina comenzó, el jueves pasado, la feria gastronómica “Masticar”. Durante la primera jornada reunió a más de 150 mil personas que pudieron disfrutar de primera mano las comidas más clásicas de la región como el tradicional asado o el exótico ladrillo de yacaré empanado, pasando por mariscos y degustaciones de todo tipo de vinos y cervezas artesanales para poder bajarlo.

Alrededor de 41 puestos de comida divididos entre restaurantes fusión, carnes a las brasas e inclusive “food trucks” aptos veganos y sin T.A.C.C. da cuenta de ser la feria más importante del país. Uno de los restó que se destaca es “Crizia”, con sus suculentas ostras crudas. El chef y propietario, Gabriel Oggero es optimista al afirmar que “las ostras triunfan. Es un producto en desarrollo, cada vez más aceptado por el público”. La Argentina es la principal consumidora de carne vacuna del mundo, aún así, Oggero considera que el territorio está en “pleno desarrollo gastronómico”. Las preparan con limón y un baño de vinagre de échalotes, también las puedes acompañar gratinadas con espinaca y queso parmesano.

La feria gastronómica “Masticar” nació por parte de una asociación de cocineros y empresarios argentinos ligados a la gastronomía que buscan “dar a conocer el extraordinario potencial que tienen los productos” locales de todas partes del país. El evento empezó el 15 de este mes y durará hasta el domingo 18, según define la organización, el objetivo principal es “acercar a los cocineros y a todas las personas que disfrutan comer rico los productos frescos y de estación representativos del territorio nacional”.

En este sentido, Santiago Blondel, con su alta cocina de entorno, dueño de “Gapasai” indicó que este es “un país muy diverso y se va ampliando más el conocimiento del consumidor medio. Vienen a descubrir nuestros productos traídos desde el sur de la Patagonia Austral hasta la selva misionera”. A partir de su práctico “food truck” nos invita a degustar un ladrillo de yacaré (carne de caimán) acompañado por una emulsión de hierbas, puré de coliflor y rosella de la selva.

Por último, pero no menos importante, el asado. “La Cabrera”, parrilla por excelencia en lo relacionado a carne vacuna recomienda el “Chori-pancho”: salchicha parrillera con relleno de morrones asados, mayonesa de chimi, mostaza con miel y salsa de jalapeños en pan de tinta de calamar. Sus cocineros destacan que la carne “se sigue buscando bastante, a parte nosotros nos animamos a combinar y jugar con nuestro producto agregando alguna salsita”. Además en esta edición se han traído de invitados a parrilleros de distintos lugares que le darán su toque autóctono al cocinar.

Sin embargo, no todo en la vida es comer, también hay que tomar abundante líquido para poder bajar tantos sabores juntos. “Masticar” también cuenta con siete barras de tragos y cinco barras de cervezas, entre artesanales e industriales, distribuidas en toda la feria. Asimismo dos bares de vinos a cargo de los sommeliers del Centro Argentino de Vinos y Espirituosas (CAVE) que guiarán al público en las degustaciones de las bodegas de tinto y blanco. Se realiza en el espacio denominado Probemos Vino que incluyen etiquetas elaboradas tanto por grandes como pequeños productores de diferentes puntos del país.

Finalmente, aquel que vaya disfrutar del evento tendrá la posibilidad de asistir a clases de cocina por parte de chefs, pasteleros y bartenders. No obstante, los talleres de oficios son más personales, permiten un espacio íntimo y reducido para poder generar una experiencia única e individual con la gente durante los cuatro días que dura la exhibición. De esta manera, la iniciativa que tuvo sus orígenes en el año 2012 busca promover el consumo y conocimiento de los productos locales y de estación con el propósito de difundir su origen, calendario y así asistir a la superación de las distancias geográficas, la falta de infraestructura y la escasa difusión.

FUENTE

Comparte en ...