Jorge Porcel cumpliría 82 años

Jorge Porcel cumpliría 82 años

Comparte en ...

Jorge Porcel nació en Buenos Aires el 7 de septiembre de 1936, fue un actor y cantante argentino, considerado uno de los humoristas más importantes dentro del ambiente artístico de su país.

Desde joven se dedicó al humorismo, en sus filmes trabajó junto a Alberto Olmedo (luego de colaborar en el programa de televisión Operación jajá).

Sus primeras aparaciones las realizó en el programa de radio La revista dislocada, donde tuvo como compañeros a Carlitos Balá, Mario Sapag, Nelly Beltrán y Raúl Rossi. Su debut fue en 1962 con Disloque en Mar del Plata pero su primer protagónico lo obtuvo en 1964 con la película El gordo Villanueva.

En 1965 formó parte de la primera encarnación de Operación jajá, con los hermanos Gerardo y Hugo Sofovich.

En 1966 debutó en la revista y siempre se destacó en ese rubro en Buenos Aires y Mar del Plata. Entre las muchas obras que protagonizó están: El Maipo de gala (1973), junto a Ethel Rojo, Alberto Olmedo y Adolfo García Grau; En el Astros, las estrellas (1975), con Susana Giménez, Tristán y Vicente Rubino; La revista nunca vista (1978), con Ethel Rojo, Olmedo, Don Pelele, Juan Carlos Calabró; La revista de las súper estrellas (1981), junto a Olmedo, Moria Casán y Susana Giménez; Seguimos rompiendo las olas (1982), con libro y dirección de Hugo Sofovich, con Casán, Olmedo y Portales; Prohibida (1983), junto a Olmedo, Patricia Dal y Mario Sapag.

Jorge Porcel en 1969 integró la mítica formación de El botón, compartiendo elenco con Alberto Olmedo, Fidel Pintos, Juan Carlos Altavista, Haydeé Padilla, Mario Sapag, Tristán, Adolfo García Grau, Ernesto Bianco, Jorge Salcedo, Pepe Soriano, Javier Portales, María Rosa Fugazot, Dorys del Valle, Gogó Andreu, Carmen Morales, Mabel Manzotti y Vicente La Russa.

En 1972 se incorpora a la mesa de Polémica en el bar, junto a otros actores como Javier Portales, Fidel Pintos, Juan Carlos Altavista y Adolfo García Grau. Ese mismo año hizo dupla por primera vez con Alberto Olmedo ―algo que se repetiría muchísimas veces en el cine― para el programa Fresco y Batata.

En 1974, Jorge Porcel encabezó un elenco que completaban Nélida Roca y Susana Giménez en el Teatro Astros que tuvo gran afluencia de público, La Revista de Oro que vendió 285 000 entradas.

En el año 1980 grabó el disco de boleros Puro corazón. Jorge Porcel era un amante de la música y en sus programa cantaba boleros, como en Las gatitas y ratones de Porcel donde estaba habitualmente acompañado por el maestro Mike Rivas y en Lo viste a Porcel?. Con su personaje de Don Mateo participó de un disco del programa Operación Ja-Já cantando junto a Rolo Puente el éxito de Leo Dan: Libre, solterito y sin nadie.

En la década de 1970 Cielosur Editora publicó varias revistas dedicadas a personajes de televisión, como Piluso, Minguito y el Gordo Porcel. Las aventuras del Gordo Porcel fue el título de la dedicada a Jorge. La trama consistía en que el Gordo se metía en líos y confusiones varias, en el tiempo que le dejan las comilonas que le prepara su madre, con quien vive. Otros personajes habituales son su novia y su perro Banana, que tenía su propia historieta.

Su consolidación a nivel internacional se dio, sin lugar a dudas, de la mano con su famoso dúo realizado con Alberto Olmedo, uno de los más recordados en la televisión y el cine latinoamericano, a través de decenas de películas durante la década de los 70 y buena parte de los 80. Eran habituales colaboraciones de los mismos actores invitados con papeles secundarios de diverso estilo, tales como Javier Portales, Mario Sánchez, Adolfo García Grau, Tincho Zabala, Moria Casán y Susana Giménez, con las que departieron en varias cintas. Algunos de ellos eran parte del elenco de programas televisivos que presentaron.

La temática era diversa, pero en general se caracterizaban por ser comedias livianas, con un alto contenido sexual (algunos semi desnudos femeninos) y dirigidas a un público adulto. Ciertas películas (aunque eran propias de Olmedo o de Porcel por separado) contaban con apariciones breves de su compañero respectivo. Dicha situación tan particular hacía difícil asociar un actor sin la presencia del otro.

La mayoría fueron dirigidas por Gerardo Sofovich o por su hermano Hugo. Unas cuantas fueron por Enrique Carreras, sin que se perdiera la línea temática.

En plena discusión en Polémica en el bar. A comienzos de la década de 1980 trabajó en dos programas que superaban los 60 puntos de rating: Polémica en el bar donde hizo una dupla memorable con Juan Carlos Altavista y también compartió la mesa con Javier Portales, Mario Sánchez, Julio de Grazia y Rolo Puente. Mientras tanto en Operación Ja-Ja reemplazó a Fidel Pintos para recrear un personaje a su medida el peluquero Don Mateo.

Ya en la década de 1980 hicieron películas con un tono más dirigido hacia la familia. Luego de ser ensombrecido el estreno de su última cinta junto a Alberto Olmedo (Atracción peculiar) por el deceso de su compañero y amigo en marzo de 1988, Porcel decide asumir otro rol de vida. Sin embargo, graba con la dirección habitual de Enrique Carreras la última película que realizaría en Argentina, llamada El profesor punk. Fue estrenada oficialmente el 7 de julio de 1988, tan sólo cuatro meses después del accidente que causó la muerte de Olmedo. Sobre el final se ve en pantalla una dedicatoria a su amigo.

Paso por Hollywood

Jorge Porcel en 1993, ya radicado en los Estados Unidos, intervino con un breve papel en el cine de Hollywood personificando a Saso en la película Carlito’s Way junto a Al Pacino. Esta será su última película.

Éxitos

Tras años de éxito protagonizó ―apoyado en un elenco pero donde él ya era la figura excluyente― programas como Operación Porcel, ¿Lo viste a Porcel? y El circo más gordo del mundo. Finalizando esa década, por Canal 9, realizó el programa Las gatitas y ratones de Porcel, donde se destacó por sus personajes: El Rofo ―sátira del protagonista vendedor de periódicos de la telenovela El Rafa, interpretado por Alberto de Mendoza―, el Carnicero y la Tota ―caricatura de una vecina porteña― junto al destacado cómico argentino Jorge Luz quien componía a La Porota. En 1990, por el mismo canal, intentó repetir el éxito de Las gatitas y ratones con un nuevo ciclo de breve paso por la pantalla, Las bebitas y bebotes de Porcel, en el cual adoptó un humor menos obsceno ―ya Porcel había sido cooptado por la religión evangélica―, el cual no fue bien aceptado por el público.

Se mudó a Miami (Estados Unidos), donde realizó el programa A la cama con Porcel, que tuvo gran éxito entre la comunidad latina de dicha ciudad, y en algunos países de Centroamérica.

En 1994, ya radicado en Estados Unidos, retornó por un tiempo a Argentina para realizar por el canal Telefé un ciclo junto a Jorge Luz. Este sería su último trabajo en la televisión local, titulado La Tota y la Porota, el cual se basó en una forma de humor familiar e inocente, el cual tampoco logró repetir el éxito de los ciclos picarescos de los años ochenta.

Muerte

La muerte repentina y prematura de Olmedo marcó significativamente el rumbo en la vida de Porcel. Rodó un último film en Argentina (El Profesor Punk) y luego de esa película, decide radicar permanentemente en la ciudad de Miami, Estados Unidos en 1991, motivado inicialmente por una oferta para presentar un show nocturno de variedades para adultos en una cadena televisiva de esa nación.

En 1995 y hasta sus últimos días de vida se convirtió al evangelismo, y llegó a oficiar como Pastor. Incluso cuestionó duramente su vida anterior llena de excesos y lujos, admitiendo que el dinero y la popularidad es efímera, pero el calor y el cariño del público es eterno.

También para esos años creó un restaurant de comida argentina e italiana en Miami, llamado A la pasta con Porcel, adornado con imágenes y caricaturas que recordaban su época como actor. A finales de la década de 1990, la salud de Porcel se empezó a deteriorar. Probó sin éxito varias dietas, a lo que se sumó una diabetes que complicó su condición clínica.

El Gordo, como lo conocían en el mundo del espectáculo, sufrió durante varios años el mal de Parkinson y problemas de columna que lo obligaron a movilizarse en silla de ruedas. En diciembre de 2005 había sido sometido a una operación de apéndice de la cual se había recobrado favorablemente.

Jorge Porcel falleció el martes 16 de mayo de 2006 a los 69 años, por una complicación de una operación de vesícula a la que había sido sometido. Sufrió un paro cardiorespiratorio en el Mercy Hospital de Miami. En comunicado de prensa en 2006 el vocero oficial de la familia, Alberto Ávila, indicó

FUENTE

Comparte en ...