La Panera Rosa

La Panera Rosa comfort food argentina en Madrid

Comparte en ...

La Panera Rosa, ‘comfort food’ argentina en Madrid. El éxito de Buenos Aires llega a la ciudad. Gofres, crepes, tartas, pastas y milanesa. La cocina francesa, americana y porteña en horario ininterrumpido. Desayuna todo el día.

Si al leer La Panera Rosa pensaste en La Pantera Rosa no estás muy desencaminado. Esa misma relación hizo su creador, el argentino Leonardo Iluane cuando creó este café bistró en Buenos Aires. De su cocina quería que salieran los sabores que recordaba de su infancia, y la comida con la que cualquier persona se siente como en casa, eso que en Estados Unidos llaman comfort food.

Panes y pasteles, empanadas argentinas, comida recién hecha, siempre hecha allí y al día. Y cuando él se ponía a pensar en su infancia más feliz, volvía siempre a los dibujos de la Pantera Rosa. La asociación fue instantánea y, además, así tenía una excusa perfecta para jugar en la decoración con un color que ha ganado adeptos gracias a las redes sociales: el rosa.

Rosa son las paredes de este nuevo local que lleva unos meses abierto en Madrid. La calidez de la decoración que acompaña el olor a pan recién hecho, a crepes y gofres hechos al momento, a pastas caseras.

Pero hay mucho más en la carta de La Panera Rosa. Inspirado en el concepto de los diners americanos o los bistrós franceses, son cartas extensas (de primeras, intimidantes) con muchas opciones dulces o saladas disponibles a cualquier hora del día. Puedes desayunar un gofre caliente con solomillo y cebolla caramelizada encima o uno con nutella, helado de chocolate y galleta oreo. Puedes comer unos raviolones (la pasta la hacen ellos mismos) de verdura asada o un trozo de tarta de manzana. Desayunar a cualquier hora o comer todo el rato, el sueño eterno.

También hay crepes, por su inspiración francesa, salados y dulces. Y sándwiches, desde la hamburguesa de quinoa a bagel de salmón. Y, por supuesto, opciones más ligeras con ensaladas variadas.

Leonardo Iluane abrió la primera La Panera Rosa en Buenos Aires en el año 2013 y ahora ya tiene varios locales, todos con el mismo éxito. Las colas para sus pasteles recién hechos son populares. Y se ha traído la misma fórmula a Madrid, donde las cocinas ininterrumpidas y el desayuno todo el día cada vez tiene más demanda.

La carta es prácticamente igual que la que ofrece en Argentina, con pequeñas adaptaciones al gusto madrileño. De su origen porteño se trae la milanesa de bife (para variar un poco de tanto cachopo) y las empanadas caseras en el mundo salado. En el dulce, claro, no podían faltar los alfajores o la pastelería con dulce de leche.

Comida para compartir. Platos contundentes, perfectos para grupo. Para una merienda-cena, otro concepto a reivindicar. Especialmente, ahora que llega el buen tiempo y, además de poder disfrutarla en su local luminoso y rosa, se puede hacer en su amplia y preparada terraza.

POR QUÉ IR

Por los crepes, los waffles (o gofres) salados o dulces. Por la pasta fresca. Porque te gusta creer que estás desayunando a cualquier hora del día.

EXTRAS

Mención aparte merece su menú de bebidas: zumos de frutas, limonadas con jengibre y menta, smoothies y cócteles. Hay un acompañamiento perfecto para cualquier comida, desde el brunch a la cena. Ah, y además, tienen menú del día.

FUENTE

Comparte en ...