Las empanadas, el plato más pedido

Las empanadas, el plato mas pedido

Comparte en ...

Es casi una cuestión de tradición, algo que está incorporado como parte indispensable del ADN de todo argentino. Hablamos claro de las empanadas, un producto que fue cobrando identidad de la mano con la Nación, presentes en las postales de la Revolución de Mayo, así como en la Independencia, como uno de los snacks más populares de la época.

Es que en términos prácticos son muy fáciles de comer, tienen poco costo de preparación (más que los ingredientes) y una vez preparadas suelen durar varios días. La versatilidad del relleno lleva a que en la actualidad existan decenas de variantes, en el caso de Argentina existe casi una por provincia.

De acuerdo con las estadísticas de la firma de delivery a domicilio PedidosYa que entrega empanadas a domicilio, el plato es el más requerido en Argentina, a diferencia de otros países latinoamericanos como Chile, donde el sushi es lo más pedido. En Perú, Uruguay, Ecuador y Brasil, la pizza es el plato más solicitado, mientras que en Panamá y Paraguay las hamburguesas están en el tope del podio.

Quizás sean las raíces españolas de Argentina, mezclada con la disponibilidad de la carne llevó a que prolifere este producto y que sea uno los íconos más representados de la gesta revolucionaria. Es que llegaron con los españoles durante el Virreinato de la Plata, pero adentrándonos en la historia descubriremos que este plato tiene su origen en la antigua Mesopotamia.

Historia de la empanada

Los árabes la llamaban esfiha y fatay, el último nombre todavía prospera en la actualidad como una de las tantas variantes que existen del producto. Es que este producto es casi tan antiguo como el pan y fue uno de los tantos avances gastronómicos de los primeros pobladores de la Mesopotamia del Éufrates.

Otros productos muy famosos de la región (algunos que se atribuyen erróneamente a Argentina como el lugar de origen), son los hojaldres, el pan, los alfajores y otro de los preferidos nacionales, el arroz con leche.

Con las invasiones de los “moros” a España, muchos de estos productos encontraron su camino hacia la Península Ibérica. Una vez los árabes fueron expulsados, la gastronomía ya era parte de la cultura española y por consecuencia llegaron a nuestro país con la colonización.

En algunos casos, como el de Salta, son parte de la identidad turística y muchos de los establecimientos gastronómicos de esa provincia ofrecen este plato típico. Es una variante particular que incluye carne cortada a cuchillo, papa hervida en cubitos, cebolla de verdeo y huevo duro.

Las tucumanas son las más similares a las que se consumían durante la gesta revolucionaria, tienen carne picada, mucho ají, cebolla, en algunas regiones de la provincia le suman aceitunas y huevo duro. Se las suele freír en grasa de pella, un tipo más refinado que se obtiene de los costados de los órganos de la vaca.

En el sur se preparan con carne de cordero en la zona patagónica, mientras que en la costa se puede consumir las marinas, que contienen frutos de mar en salsa de tomate, casi como si fuese una cazuela de mariscos apanada.

FUENTE

Comparte en ...