Verónica González recorre el mundo con su teatro

Veronica Gonzalez

Comparte en ...

Verónica González es argentina, aunque le queda poco, en su acento dulce, de la porteña que se fue a vivir a Italia hace ya muchos años.

Gratis, en la Dante Alighieri este martes, su espectáculo Cucina in punta di piedi, homenaje a la cultura gastronómica italiana.

Da la vuelta al mundo sobre sus pies andariegos.

Desde Europa y Asia hasta el America’s Got Talent.

Su talento es único: cuenta historias desde el escenario sin texto y, en lugar de su rostro, los personajes son sus pies.

En su ciudad natal presenta, mañana, un espectáculo sobre la comida.

“Este show habla de comida porque nuestra cultura, sobre todo la italiana, tiene un arraigo muy fuerte con lo gastronómico.

En el 1800 hubo un escritor, filántropo, anarquista, un personaje muy importante, Pellegrino Artusi, que recogió las recetas regionales de Italia y de algún modo la unificó, nosotros hicimos un trabajo de investigación sobre este personaje y lo ponemos en el escenario ¡con los pies!”, describe Verónica González.

Además cuenta cómo entiende el teatro: “Me enseñaron esta técnica hace muchos años y es realmente difícil: tratar de imaginar a un pie como un personaje.

Uso mis pies como personajes de este y todos los espectáculos que represento.

Es algo que hace reflexionar, sobre los distintos puntos de vista que se pueden tener, darlos vuelta, y abarcar cualquier tema desde ese otro lugar.

Para mí, el teatro es comunicación, y se puede transmitir, hablar de todo, mandar mensajes importantes o hablar de cosas cotidianas, como la comida, pero con arte.

Es un proyecto que me llena de emoción”.

“Soy una actriz particular porque no uso mi cara, se reconocen más mis pies que mi cara.

Pero en este espectáculo comienzo a tomar el gusto a estar en el escenario y en algún momento pongo los pies para arriba y arranco con algunas cosas insólitas.

Estos son pies andariegos, que me llevaron por todo el mundo”, cuenta Verónica .

-¿Requiere un entrenamiento especial, esta técnica tan particular tuya?

-Sí. Requiere mucha concentración, porque este es un teatro gestual.

No tiene texto.

En ese sentido, la música es muy importante, me sirve de coreografía pero, al mismo tiempo, tengo que comunicar emociones.

Lo importante es que llegue algo.

La estética, sobre todo, y que no se vea lo que me cuesta ¡hacerlo!

FUENTE

Comparte en ...