Vivieron como nómade en Europa

Vivieron como nomade en Europa

Comparte en ...

El año pasado Facundo Rosón y Lucila Signoretti, su hijo Valentino y su perra Tita recorrieron Europa en motorhome, en auto y en bici. Alquilaron su departamento, organizaron el trabajo y hasta crearon un blog para que la aventura fuera autosustentable. Acá todos los detalles.

Vieron crecer a su hijo Valentino (2 años y medio) entre bosques, montañas, lagos, pueblos y ciudades. Vieron correr a su perra Tita en la playa, en desiertos y sierras. En febrero de 2017 Facundo Rosón (34) y Lucila Signoretti (29) patearon el tablero y abandonaron sus vidas porteñas para lanzarse a la aventura de ser nómades. “Con el embarazo de Lula me empecé a cuestionar qué quería que tuviera mi hijo: un padre sin problemas económicos pero que no se sienta realizado, o uno que le pueda dar las cosas importantes pero que sea feliz”, cuenta Facundo, que se recibió de licenciado en Comunicación social y desde 2005 hasta 2016 trabajó como representante de actores con su papá. Y sigue: “Me di cuenta que lo mejor era que tuviera un padre apasionado por lo que hace, que entienda que lo importante es seguir un sueño y después, cuando uno se esfuerza, el dinero es la consecuencia de un trabajo”. Con la aprobación de Lucila (trabajaba en la Fundación Discar) y una organización previa, se lanzaron a esta aventura.

“Antes de todo me aseguré de contar con un ingreso por mes. Me dedico a las redes sociales de los Premios Platino, algo que podía hacer desde cualquier parte, y además alquilamos nuestro departamento en Buenos Aires a unos amigos”, dice Rosón.

Y agrega: “Empecé a planificar todo un año antes en paralelo con el blog. Me quedaba hasta las 4 de la mañana en la computadora. Miraba itinerarios, a qué lugares exóticos se podía ir, contactaba casas rurales, empresas de seguro de viajes y de alquileres de vehículos y les mostraba un boceto del blog. Y tuvimos una respuesta súper positiva ya que la idea era que fuera autosustentable”.

Por ejemplo, la cobertura de asistencia al viajero la consiguieron a cambio de publicitarla en el blog. Para no tener contratiempos, durante los tres meses que estuvieron en motorhome, como la heladera era grande, hacían la compra en el supermercado una vez por semana y la llenaban (gastaban unos 50 euros por semana). El motorhome lo alquilaron (la empresa se llama Caravaningk2 y se alquila entre 80 y 120 euros por día dependiendo la temporada). Entre los gastos de viaje, los Rosón habían incluido la comida, combustible, estadías y entradas a museos, algo así como entre 800 y 1000 euros mensuales.

-¿Dónde arrancó esta aventura?

-El 29 de enero de 2017 llegamos a Madrid, donde tenemos un departamento, y en febrero viajamos en auto por el sur de España. Allí nos hospedamos en casas rurales. Después subimos por Extremadura y volvimos a Madrid. Al principio estábamos muy acelerados y aprendimos a no abarcar todo, hacer lo que se puede y pensar en Valentino.

-¿Al mismo tiempo hacían el blog?

-Sí, la idea era disfrutar y durante el recorrido hacer cosas atractivas para la página, mostrar lugares atípicos y notas con lugareños. Por eso viajábamos varios días a diferentes lugares y después volvíamos a Madrid para dar un respiro y arrancar de nuevo.

-¿Qué momentos destacás de la travesía?

-Muchísimos, viajar es una escuela. Valentino aprendió un montón. Tiene 2 años y medio y se habla todo. Está súper preparado y estimulado. Nos divertimos mucho cuando alquilamos el motorhome durante tres meses. Fue a fines de agosto, empezamos en Madrid y terminamos en Polonia. Fuimos por el sur: Francia, Suiza, República Checa, hasta Polonia y volvimos por Alemania, Holanda, Bélgica y España.

-¿Cómo fue la experiencia?

-Al principio tenía mucho miedo de manejarlo, pero apenas me subí y salí a la ruta se me pasó. Me costó acostumbrarme que por el espejo del medio ves la cama y tenes que manejarte con los espejos laterales. Después tuvimos que aprender la dinámica del motorhome: cargar el tanque de agua cada dos días, descargar el tanque de aguas grises (duchas y baños), mantenerlo limpio, entre otras cosas.

-¿Se dividían las tareas?

-Lula cuidaba a Valentino y limpiaba el motorhome por dentro y del resto me encargaba yo. Poco a poco nos acostumbramos, era nuestro lugar, lo decoramos. La ropa la lavábamos en los campings, cada diez días. Teníamos bicis ya que en Europa hay muchos espacios para estacionarlo y desde ahí íbamos a diferentes lugares caminando o en bici. También contábamos con apps para saber las áreas de parking y servicios. ¡Teníamos nuestra casa a cuestas!

-¿Cuáles fueron los lugares que más les gustaron?

-Nos encantó Islandia. Fuimos en abril en camper (camioneta con cama y un anafe) y jamás nos habíamos imaginado visitar ese país, quedamos maravillados. También Francia, que tiene un significado especial para nosotros porque fue el primer viaje que hicimos como pareja. Y República Checa, adonde llegamos en otoño, y Eslovenia. Quizás Alemania fue donde menos nos quedamos, la gente es muy fría.

-¿En algún momento pensaron en dejar la ruta y volver?

-Sí, 20 días antes de terminar el viaje. Estábamos muy cansados. Llega un momento en que necesitás salir en pareja, estar solos (no estaban los abuelos). No es fácil pasar las 24 horas todos juntos. Y nos volvimos tres días antes de lo planeado.

-¿Van a seguir viajando? ¿Cuáles son los próximos destinos?

-Nuestra casa está en Buenos Aires. Lo que va a marcar una decisión final es nuestro hijo, una vez que tenga la edad para empezar la escolarización. Así que por ahora la idea es viajar hasta que Valentino tenga 4 años. En marzo vamos en auto a Córdoba y a partir de ahí vamos a armar un itinerario por otros lugares de la Argentina. Nos estamos contactando con las oficinas de turismo. La idea es recorrer San Luis, San Juan y Mendoza.

-¿Y cómo fue la repercusión del blog?

-Por suerte tenemos muchos seguidores del exterior, generamos contactos con varias marcas. Nuestro Instagram llegó a los 10 mil seguidores. No soy Iván de Pineda, pero en un futuro la idea es convertirse en influencers.

Textos: VALERIA MARIÑO (vmarino@atlantida.com.ar)
Fotos: MAXI DIDARI/GENTILEZA PIE Y PATA Y MOTORHOME TIME
FUENTE

Comparte en ...