Alfredo Di Stéfano

Alfredo Di Stefano

Comparte en ...

Alfredo Di Stéfano Laulhé (4 de julio de 1926 – 7 de julio de 2014), jugador y entrenador de fútbol. Nacido en la capital de Argentina, Buenos Aires. Alfredo también tuvo nacionalidad española. En Alfredo reposaban tres culturas, la argentina, la española y la italiana porque sus padres fueron migrantes italianos. Desde su infancia dedicaba mucho tiempo a ver fútbol y también a practicarlo. Empezó a lograr poco a poco sus sueños jugando en el Club Social y luego en el Deportivo Unión Progresista entre los años 1940 y 1943.

Con más experiencia, decidió probar con el River Plate equipo que lo llevó a la fama futbolística. Luego de este equipo fue cedido al Huracán, pero su estadía en este equipo fue corta y regresó al River Plate en 1947. A su reingreso alcanzó el título del Campeonato Argentino, se presentó como máximo goleador, en la misma competencia, con 27 anotaciones. Gracias a ello, fue convocado por la Selección nacional de Argentina para disputar el Campeonato Sudamericano en Ecuador. Debutó en un partido ante la selección de Bolivia; el encuentro terminó con una notable victoria de 7-0. Al finalizar la competencia logró coronarse campeón y ser el autor de 5 goles.

Atraído por los altos sueldos que ofrecían los clubes colombianos, en 1949 dejó su país natal para arribar a la capital colombiana. Estando allí probó en el equipo bogotano Millonarios, donde fue admitido y permaneció durante cuatro años. Di Stéfano debutó con el ballet azul el 14 de agosto de 1949 contra el Deportivo Barranquilla con un imponente marcador de 5-0, usando la camiseta con el número 9. Con la llegada de Alfredo Di Stéfano y otros jugadores nació la época de “El Dorado” para el fútbol colombiano. En este equipo logró 3 títulos, presentándose como el goleador del torneo con 32 goles. Para 1952 jugó en el torneo en conmemoración de los 50 años del Real Madrid consiguiendo el título tras una victoria de 2-4.

Con 96 goles a sus espaldas durante su estadía por el equipo bogotano, el argentino se despidió el 18 de febrero de 1953 en un partido amistoso ante el Rapid de Viena ganando 2-1. Su salida del equipo capitalino fue motivada por una reglamentación de la FIFA, que impedía que las ligas no adscritas a la FIFA tuvieran en sus planteles jugadores extranjeros. Así que, los clubes colombianos que habían comprado futbolistas extranjeros debían retornarlos a sus equipos de origen a más tardar en octubre de 1954. En pocas palabras, Alfredo Di Stéfano debía volver a River Plate.

Pero la situación no fue así, tras una polémica con el Fútbol Club Barcelona, Santiago Bernabéu, presidente del importante equipo español, Real Madrid, supo que el jugador era ideal para robustecer al equipo y volverlo más competitivo ante el gran nivel del fútbol europeo; así que decidió comprarlo al River Plate. Expedientes encontrados 60 años después aseguran que River y Barcelona acordaron el traspaso en 2.000.000 de pesos, unos 87 mil dólares. En ese sentido, el jugador debía incorporarse legal y físicamente al equipo el 26 de julio de 1954. Pero misteriosamente esto nunca sucedió.

El 30 de enero de 1957 jugó su primer partido con la selección española, luego de obtener la nacionalidad española, contra la selección de Holanda, donde los españoles vencieron por 5-1 con 3 goles de Alfredo. Jugó 5 años con la selección española, un total de 31 partidos y 23 goles, siendo el máximo goleador de la historia de esta selección.

A su llegada al Real Madrid, Alfredo Di Stéfano contribuyó extraordinariamente para que el equipo viviera una etapa de esplendor. Tuvo la oportunidad de jugar con Ferenc Puskas y Francisco Gento; gracias a ellos, aumentó su habilidad como delantero y desarrolló una importante actitud de liderazgo.

Durante los once años como jugador del Real Madrid logró la Copa Intercontinental de 1960, cinco Copas de Europa; además, ocho campeonatos de Liga y uno de Copa; las estadísticas indican que jugó 510 encuentros y marcó 418 goles. Como consecuencia, fue el máximo anotador en cinco ligas españolas desde el año 1953 hasta 1959. Es necesario mencionar, que en las primeras cuatro Copas de Europas que el equipo merengue ganó, Alfredo Di Stéfano fue el máximo goleador de la competición, marcando en total 49 tantos, un registro que fue superado hasta el 2005 por el también madridista Raúl González. La saeta rubia, apodo por el que era conocido recibió el Balón de Oro de la revista France Football como mejor jugador europeo.

El mundo del fútbol se llevó un gran susto; Alfredo realizó una corta gira por Venezuela junto al Real Madrid, estando alojados en el hotel Potomac ubicado en la urbanización San Bernardino, los secuestradores llegaron al hotel, en horas de la mañana, identificándose como efectivos de la Policía Técnica Judicial y solicitaron al jugador. Afirmaron a Di Stéfano que tendría que acompañarlos para colaborar en una investigación. Posteriormente, se supo que los secuestradores eran parte del destacamento César Augusto Ríos de las Fuerzas Armadas de Liberación Nacional. Por fortuna, fue liberado el 27 de agosto de 1963 cerca a la Embajada española.

Su último encuentro con el Real Madrid fue la final de la Copa de Europa frente al Inter de Milán el 27 de mayo de 1964. Luego, fichó por el Real Club Deportivo Español de Barcelona, donde jugó durante dos años hasta su retirada definitiva como jugador en 1966, a los cuarenta años de edad. Inició como entrenador de diversos equipos de España y Argentina, su fuerte carácter en ocasiones afectaba negativamente al equipo, pero también le imprimía disciplina.

Por ello, obtuvo media docena de títulos como técnico de equipos como: Boca Juniors y River Plate, asimismo del Valencia, con el que ganó la liga, y también del Real Madrid; dirigió también equipos modestos, como el Rayo o el Elche. Desde el 2000 fue presidente de honor del Real Madrid, cargo que mantuvo hasta el 7 de julio de 2014, fecha en que murió debido a problemas cardiorespiratorios. Alfredo le había huido a la muerte el 24 de diciembre de 2005 cuando sufrió un ataque al corazón del que se recuperó.

FUENTE

Comparte en ...